jueves, 5 de marzo de 2020

POLICRÓNICA

Gigolóazteca…No ha entendido exactamente lo que significa representar el Poder Legislativo, no es un empleado de quinta, para andar de gigolo hueleflatulencias del mandatario estatal en turno, como lo ha hecho el actual presidente de la mesa directiva de la LXII legislatura local, Alberto  Catalán Bastida del Partido de la Revolución Democrática (PRD), sin embargo se especula que es un mudo emisario para concretizar una alianza electoral intermedia del 2021 entre con Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el sol azteca.

Han llegado y terminado su periodo los presidentes de la mesa directiva, en antaño era por un periodo ordinario de sesiones legislativo, ahora es por un año en que se ocupa la presidencia de la mesa directiva del Congreso local en el estado de Guerrero. El actual presidente de la mesa directiva de la LXII legislatura local, Alberto Catalán Bastida, comenzó su gestión el 1 de septiembre del 2019 y terminará el 30 de agosto del 2020,  quien sustituyó en el cargo a la priista, Verónica Muñoz Parra. Tampoco habíamos visto de que la o el presidente de la mesa directiva en turno, se convirtiera en “dama” o “damo” de compañía del gobernador del momento, de manera institucional y en eventos relevantes, si se le invita al representante del legislativo, debe estar ahí, pero siempre apegándose a los protocolos institucionales, precisamente para evitar malos entendidos o falta de respecto de poder a poder. Es de cortesía política acompañar de vez en cuando al  jefe del ejecutivo estatal, porque esa es la convivencia política en el mundo actuar sin importar a qué partido o corriente política se pertenezca. Pero  volverse permanentemente en un hueleflatulencias, se pierde  la institucionalidad,  la investidura y respeto como está sucediendo con el actual presidente de la mesa directiva de la LXII legislatura local, Alberto Catalán Bastida, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), quien no se pierde un evento oficial que encabeza el gobernador Héctor Antonio Astudillo Flores del Partido Revolucionario Institucional para estar en primera fila como un mudo testigo. Para nosotros, el perredista es un vulgar hueleflatulencias del mandatario priista, casi se ha convertido en el cargamaletas por todo el estado de Guerrero. El triste papel del gigolo de Alberto Catalán Bastida  al aparecer en primera fila de los eventos oficiales del Poder Ejecutivo, la mayoría de las veces está en tercer y cuarto lugar del presídium de distancia del mandatario y lo peor que en los boletines y fotografías que difunde expresamente el gobierno estatal, muchas de las veces ni lo mencionan, simplemente aparece en las gráficas como cualquier “monito” más, pero destaca no por sus intervenciones, sino por “largucho” con barba pintada de negro sintiéndose Hipster. Se ha convertido en  oficial “damo” de compañía del priista Astudillo Flores, pero pasa desapercibido y hasta sin importancia para los representantes de los medios de comunicación, nunca lo entrevistan,  por ello se ha ganado el mote del “Hipster gigoló mudo azteca, Alberto Catalán Bastida del PRD. Aparte de convertirse en un aparador-ropero de los eventos oficiales del Poder Ejecutivo, sin más, podemos sostener que está degradando al Poder Legislativo, porque todo mundo se pregunta ¿Quién es ese barbón?, ¿en dónde trabaja?, ¿es guarura del gobernador?, ¿es su maletero del jefe?, ¿es un hueleflatulencias del mandatario?, ¿le paga el jefe del ejecutivo para tráelo como “damo” de compañía?, Nunca habla, es un Hipster mudo de los eventos y los periodistas ni lo pelan. Esa breve conclusión es la que tienen los ciudadanos que llegan a observar esas gráficas que se publican a granel en todos los medios impresos y digitales en las que tiene convenios el Gobierno del estado. El perredista cubrehuecos de los actos oficiales del jefe del ejecutivo estatal, se le ve feliz, realizado y aunque sea ignorado,  con el hecho de estar al lado del gobernador como “guarura”,  según está cumpliendo con la representación del Poder Legislativo, cuando se supone debe cumplir con un protocolo. ¿acaso aparece en todos los eventos el representante del Poder Judicial? Por lo que se percibe, ninguno de los 45 diputados restantes de la LXII legislatura local no le ha hecho una sana observación de que el triste papel que está haciendo, denigra al Congreso, al convertirse en “damo” de compañía. Seguramente por respeto o lo están dejando que se “ahorque” políticamente hablando solo para lo que viene en el futuro que son las elecciones del 2021. Si tomamos  esta arista  de la política, entonces podemos escribir  que está haciendo futurismo  haciéndola  de “mudo ropero” y para que nadie se olvide estaría construyendo el puente  para que el Partido de la Revolución Democrática, o por lo menos, una fracción, se estaría anticipando a una alianza política con el Partido Revolucionario Institucional para que éste retenga la gubernatura de Guerrero en las elecciones intermedias y hacerle contrapeso  al Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) Habría que señalar que Alberto Bastida Catalán, es uña y mugre del ex gobernador de Guerrero, ex priista y ex perredista, Angel Heladio Aguirre Rivero, quien en reiteradas ocasiones ha manifestado su idea de hacer alianzas a gobernador de Guerrero en las elecciones del 2021 con el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Habría que recordar la última declaración del también conocido como  “Papa Layo”, fue el 4 de diciembre del 2019 “Y si se apendejan voy por la tercera”, obviamente que fue un buscapiés, porque constitucionalmente no puede ser candidato a gobernador, pero si con un mensaje  lleno de futurismo, puesto que ha insistido hasta el cansancio de que es necesario una alianza con el PRI en donde militó más de 30 años, y gracias a este, fue gobernador interino de Guerrero a partir de 1996 por el PRI, luego de la salida de Rubén Figueroa Alcocer por la masacre de 17 campesinos de Aguas Blancas en 1995 en Coyuca de Benítez, y posteriormente en 2011 cuando ganó las elecciones por el partido del sol azteca. Entonces Catalán Bastida, estaría haciendo el papel de un mudo emisario de la corriente Izquierda Progresista Guerrerense (IPG) en la que supuestamente ya manejan 80 mil afiliados, cifra importante para definir una gubernatura en alianzas en el estado de Guerrero. Entonces ese “largucho monote” que aparece permanentemente en los eventos oficiales de Astudillo Flores, está haciendo su función, por órdenes de Aguirre Rivero, para cumplir lo que decía Winston Churchill: “Un buen político es aquel que, tras haber sido comprado, sigue siendo comprable” y el plumaje del ex gobernador, parece ser de esos. Por ello en una ocasión desde su tierra natal Ometepec, Aguirre Rivero lanzó un buscapiés a los políticos guerrerenses, secundado por el presidente del PRD en el estado, Ricardo Barrientos Ríos, al pronunciarse por una alianza entre PRD y PRI para el próximo proceso electoral, en el que se remplazará al gobernador actual el priista Héctor Antonio Astudillo Flores. La obligada pregunta que pretende el ex mandatario priista-perredista con esta postura: ¿Preparar su regreso al PRI? ¿darle “calambres” a Andrés Manuel López Obrador para que le abran las puertas de Morena para el 2021? o ¿en realidad le interesa resucitar el cadáver del PRD para subirse al carro perredista en las elecciones para gobernador? Las declaraciones carecerían de importancia para muchos o pocos, no hay que perder de vista que mucho se ha dicho que por “su estilo seductor, carismático, de apapacho, de sonrisa fácil, coqueteo, bohemio, declamador y excelente orador”, son cualidades que hacen de Aguirre Rivero uno de los políticos más controvertidos en Guerrero. Una alianza entre el PRI y el PRD es “algo que nunca se ha dado, pero será motivo de la reflexión, todavía no es el tiempo, pero se tendrá que procesar; una coalición con el PRI sería inédita”, aseguró Aguirre Rivero. Pero no hay que olvidar que uno de los punteros para ocupar la candidatura en el PRI, está su compadre Mario Moreno Arcos, a quien hace ocho días en la sierra de Chilpancingo, prácticamente lo destaparon, seguramente le va a regresar el favor cuando contendió y ganó la elección del 2011, pero lamentablemente  Aguirre Rivero, no terminó los cuatro años por el que fue electo constitucionalmente, por la desaparición de los 43 estudiantes de la normal rural “Raúl Isidro Burgos” el 26 y 27 de septiembre del 2014 en Iguala de la Independencia. El mismo ex gobernador de Guerrero acepta que lo ideal sería una alianza con Morena, “por las afinidades que existen desde el punto de vista ideológico, pero me han dicho que hay mucha soberbia, mucha prepotencia entre sus representantes y tampoco vamos a rogarles”, por lo que en un momento dado, agregó, “construir una coalición con el PRI, tampoco nos debe de alarmar, si al final del día el PRD ha tenido alianzas con un partido conservador como el PAN y en el PRI hay una ala que es de avanzada, con tendencias hacia la izquierda”. Estas declaraciones despertaron la efervescencia política en Guerrero y el presidente del PRI en el estado, Esteban Albarrán Mendoza, inmediatamente salió al paso y dejó la puerta abierta a una posible alianza: “El PRI no está cerrado a las alianzas, porque las ha hecho, pero en este momento estamos trabajando para fortalecernos desde el interior del partido”. Así se fueron formulando opiniones, muchas en favor, pero otras tantas en contra, sobre todo porque históricamente el PRI y el PRD han sostenido una lucha encarnizada en el estado por las mismas posiciones. Como se puede leer claramente que el jefe político de Bastida Catalán está tejiendo fino, por ello es infaltable en los eventos públicos Astudillistas, mandando mensajes subliminalmente de que hay afinidad política y en un corto futuro poder concretizar esa alianza que ha venido reiterando desde el año pasado el ex mandatario ometepense. En ese escenario Bastida Catalán está haciendo bien su papel de gigolo Hipster hueleflatulencias del priismo de Guerrero.…Horario…Entrará en vigor muy pronto el horario de verano en México, muchos ciudadanos están en desacuerdo, prefieren el actual que se conoce como “horario de Dios”, porque es una falacia el ahorro de energía, cuando en realidad se usa más, porque es de madrugada. El presidente de la repúblico, Andrés Manuel López Obrador quien impulsa el nuevo régimen en la cuarta transformación, del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), debiera  desde ya, anunciar que ya no habrá  “nuevo horario”, sino que se mantendrá el actual. Por ahora se sabe que en el territorio nacional, excepto la franja fronteriza con los Estados Unidos de América y los estados de Quintana Roo y Sonora, el horario de verano inicia el primer domingo de abril a las 02:00 horas, momento en el cual los relojes se adelantan una hora, y termina el último domingo de octubre a las 02:00 horas, instante en el que los relojes se atrasan una hora. Para el año en curso 2020, el horario de verano en el territorio nacional (excepto la franja fronteriza con los Estados Unidos de América) da inicio el domingo 5 de abril y termina el domingo 25 de octubre. En la franja fronteriza con los Estados Unidos de América el horario de verano da inicio el segundo domingo de marzo a las 2:00 de la mañana, momento en el cual los relojes se adelantan una hora, y termina el primer domingo de noviembre a las 02:00 horas, momento en el que los relojes se atrasan una hora. Los estados de Quintana Roo y Sonora no contemplan la aplicación del horario de verano debido a cuestiones comerciales y al turismo. Esta medida se implementó por primera vez durante la administración del priista Ernesto Zedillo Ponce de León, cuando quedó estipulado que a partir del primer domingo de abril al último domingo de octubre se adelantara una hora el reloj en la mayoría de las entidades. En casi 26 años que lleva operando en el territorio nacional el tan llevado y traído “Nuevo Horario de Verano”, ha servido para maldita la cosa al grueso de la población mexicana, por el contrario han pagado más por el servicio. Por ello es necesario que el presidente guinda Andrés Manuel López Obrador mande al carajo esa inservible medida gubernamental, que no solo afecta a la economía, sino hasta la salud de la mayoría de los mexicanos, por madrugar y cumplir con su horario de trabajo. Si realmente López Obrador está preocupado por la economía y la salud de los mexicanos, entonces que no acate la medida internacional que está operando desde que fue presidente de México, Zedillo Ponce de León. Tiene que suspende esa medida impuesta, cuando toda la vida los mexicanos y guerrerenses se han manejado con el actual horario que tenemos y no el otro inventado, por intereses de gobiernos extranjeros. Entonces el actual presidente tiene que defender a su pueblo y no plegarse a las políticas neoliberales. Se espera que en estos días el mandatario mexicano, aborde el tema y anuncie  que mandará al diablo esa medida antisocial, que a los más pobres de México son los perjudicados. En esa terquedad que ha mostrado en más de 16 meses como presidente, también la aplique en este antipopular medida adoptada en  el sexenio del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y ahora debe echarse abajo por Morena, si realmente es cierto “Juntos Haremos Historia”.

1 comentario:

Muchas gracias por leer La Crónica, Vespertino de Chilpancingo, Realice su comentario.