jueves, 17 de noviembre de 2022

饾棓饾椆饾棿饾椉 饾棤谩饾榾 饾棨饾槀饾棽 饾棧饾棶饾椆饾棶饾棷饾椏饾棶饾榾

 
饾檲饾櫄饾櫍饾櫓饾櫀饾櫋饾櫈饾櫃饾櫀饾櫃 饾櫈饾櫍饾櫂饾櫋饾櫔饾櫒饾櫈饾櫕饾櫀 饾櫘 饾櫂饾櫔饾櫋饾櫓饾櫔饾櫑饾櫀 饾櫈饾櫍饾櫂饾櫋饾櫔饾櫘饾櫄饾櫍饾櫓饾櫄
“饾槞饾槮饾槩饾槶饾槷饾槮饾槸饾樀饾槮 饾槬饾槮饾槪饾槮饾槷饾槹饾槾 饾槫饾槩饾槷饾槪饾槳饾槩饾槼 饾槸饾樁饾槮饾槾饾樀饾槼饾槹饾槾 饾槫饾槹饾槷饾槺饾槹饾槼饾樀饾槩饾槷饾槳饾槮饾槸饾樀饾槹饾槾, 饾槸饾樁饾槮饾槾饾樀饾槼饾槩饾槾 饾槩饾槫饾樀饾槳饾樀饾樁饾槬饾槮饾槾, 饾槸饾樁饾槮饾槾饾樀饾槼饾槩饾槾 饾槩饾槫饾槫饾槳饾槹饾槸饾槮饾槾 饾樅 饾槱饾槩饾槾饾樀饾槩 饾槸饾樁饾槮饾槾饾樀饾槼饾槩饾槾 饾槯饾槹饾槼饾槷饾槩饾槾 饾槬饾槮 饾槹饾槼饾槰饾槩饾槸饾槳饾樆饾槩饾槼饾槸饾槹饾槾”.
=============================
饾挶铆饾捀饾搲鈩答潛 饾挒饾挭鈩涴潚烉潚劕饾挏 鈩嬧劙鈩涒剾鈩扳剾饾挭/ 鈩梆潛堭潚葛潛囸潚攫潛夆劥饾搰 鈩梆潛堭潛咅潚睹扁劥饾搧
              
============================= 


Lo importante radica en comprenderse y entenderse para consensuar posturas; s贸lo as铆 se podr谩 garantizar la gobernabilidad y la estabilidad de la econom铆a mundial, con especial atenci贸n a los mercados financieros, el comercio y los problemas fiscales, a fin de alcanzar un crecimiento econ贸mico que sea incluyente y sostenible. Desde luego, esa mentalidad inclusiva que ha de nacer en el propio hogar de cada uno, nos ayudar谩 a luchar contra todo tipo de barreras. Adem谩s nos avalan nuestras ra铆ces hist贸ricas. A poco que nos adentremos en ellas, desde la libertad individual de todo ser humano, notaremos esa llamada natural a formar una 煤nica familia, que por ahora se ha globalizado, pero no hermanado. Desde el cambio clim谩tico hasta la docencia y la salud universal, pasando por la erradicaci贸n del racismo y la discriminaci贸n, hoy tanto los j贸venes como los  mayores tambi茅n alzan la voz sobre los temas que le importan a su generaci贸n y reclaman un porvenir m谩s humanitario. Realmente debemos cambiar nuestros comportamientos, nuestras actitudes, nuestras acciones y hasta nuestras formas de organizarnos.  
Pisotear los derechos humanos, expandir la siembra de la falsedad a trav茅s de las m谩s poderosas redes sociales, nos ciegan esa mentalidad abierta, volvi茅ndonos inseguros e irresponsables. Considero, por tanto, que es necesario dise帽ar protecciones en este terreno para un internet abierto, gratuito e incluyente, seguro e inclusivo. De lo contrario, no alcanzaremos esa mentalidad universal y mucho menos ese culto asistencial que todos requerimos en un contexto comunitario, no cerrado en s铆 mismo, sino expansivo socialmente. La madurez se alcanza cuando tal ejercicio es percibido como algo normal, jam谩s como extraordinario. Nadie merece ser descartado. Todos podemos y debemos participar en la vida social, ofreciendo nuestras potencialidades y cultivando el buen hacer de la visi贸n de cada cual. Fuera exclusiones; si en verdad, queremos activar un nuevo periodo de desarrollo innovador que nos aglutine e interconecte, respetuoso con el ambiente, verdaderamente tolerante e incluyente con todos los pueblos y todas las personas.
Puede que antes tengamos que cerrar, sin miramiento alguno, esas plataformas digitales que ponen en nuestra mirada la difusi贸n del odio y la desinformaci贸n. Toda transgresi贸n de la veracidad no es solamente una especie de inmolaci贸n del mentiroso, sino tambi茅n un golpe en la robustez de la sociedad humana. Dejemos de enga帽arnos. T茅ngase presente que, en la memoria de los pueblos est谩 la conciencia colectiva de la continuidad del linaje, el modo de pensar y de vivir, en la que tiene mucho que ver esa cultura adquirida, para hacer frente a los contratiempos de las diferentes 茅pocas. Ese juicio recto y ese valor moral, es lo que nos injerta el equilibrio mental de resistencia a nuestra vivencial hoja de ruta. Tampoco se puede permitir ning煤n abandono, y a煤n menos una marginaci贸n o una calificaci贸n de clases, la integraci贸n de toda vida debe ser plena en todo instante. A m谩s inclusividad social, mejores programas solidarios, con florecientes enfoques a trabajos conjuntos, que es lo que nos hace progresar en la cohesi贸n social y sacar partido a las diversas ideas. 
Por otra parte, tanto la m煤sica como el cultivo del verso, o los pinceles de la poes铆a plasmados en el color; y, en general, todo tipo de arte, es una buena manera de fraternizarse, de hacer realidad tantos sue帽os. De igual modo, el mundo cient铆fico unido en arm贸nica investigaci贸n, se esfuerza en dar luz en medio de las sombras, poniendo en com煤n los resultados de sus trabajos. Es cuesti贸n de sumar anhelos, de imaginar otro futuro, donde los sistemas energ茅ticos se basen en gran medida en las fuentes renovables, complement谩ndose con el hidr贸geno verde y el uso sostenible de la biomasa. Lo que es intolerable a煤n, es nuestra falta de responsabilidad  y de compromiso, de consentir que todav铆a miles de personas mueran cada d铆a de hambre, a pesar de las grandes cantidades de recursos disponibles, muchos de ellos desperdiciados. 
Sea como fuere, resulta impresionante la cantidad de desplazados que no hallan hospitalidad entre sus semejantes, mientras se desplazan de un lugar a otro, muri茅ndose muchos de ellos en el camino. Son estas situaciones las que tenemos que reconducir, a trav茅s de un enfoque verdaderamente compasivo. La humanidad, en consecuencia, ha de servirse de la riqueza a trav茅s de un cultivo decente y nunca ha de ser gobernada por ella. Cuando don dinero coge las riendas del poder todo se corrompe, nadie conf铆a en nadie, pues el mal radica en su mal uso. Son cosas que no se aprenden en la escuela, sino con un caminar honesto y una ponderaci贸n cerebral, que es lo que objetivamente activa la c谩tedra viviente, hacia una mejor orientaci贸n. Lo de hacerse autocr铆tica puede ser tambi茅n una buena labor, cuando menos para no endiosarse. 
corcoba@telefonica.net
16 de noviembre de 2022.-
#饾棨饾槀茅饾棻饾棶饾榿饾棽饾棙饾椈饾棖饾棶饾榾饾棶. 馃彙 馃挋

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por leer La Cr贸nica, Vespertino de Chilpancingo, Realice su comentario.